Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 octubre 2006

Casi terminando el mes…

Sigo tratando de encontrar información para elaborar todo el temario. Difícil porque tengo poco tiempo y en cuanto me siento un rato al PC es para navegar y perderme por los mares de blogs que me encantan…
Pero sigo en ello. Y cada vez más decidida. Este año tengo que conseguir entrar en la bolsa de trabajo. Y el año que viene aprobar. Esa es la meta mínima.
Y antes de finalizar el año tengo que tener todo el temario preparado para ponerme a estudiar en cuanto entre el nuevo año.
Hecho, ¡es simple!
También estoy aprendiendo a entenderme con mi horno, con mis dulces y otras domesticidades que tenía desterradas de mi vida. Y la verdad es que esto me anima más y más a seguir preparándome para ser funcionaria. Tengo que conseguirlo. Y SÉ que puedo.

Anuncios

Read Full Post »

No, no hablaré en tercera persona.

Pero sí he decidido que después de treinta y tres años (edad especial y proclive a grandes actos) voy a por todas. Empiezo a currarme las oposiciones. Definitivamente es lo que quiero hacer. Quiero ser funcionaria, tener tiempo para la crianza de mis peques, tener estabilidad laboral, y poder desarrollarme profesionalmente en un sólo campo…

Estoy cansada de estar cansada, de quejarme, de dejarme llevar y no voy a ponerme en negativo. Aquí no. Ya no más.

Read Full Post »

La hora del cuento

El otro día me preguntaba Mami Delux sobre cuándo empecé a leerle a Darío por la noche. Y justo ese mismo día, pensando en la respuesta a esa cuestión, recordé cómo empezó todo…

Hace ya algún tiempo, en uno de los múltiples trabajos que he tenido, me encargué de hacer unos talleres de cuentos infantiles para asociaciones de padres y madres de alumnos. Durante el tiempo de preparación leí artículos muy interesantes sobre el tema de la lectura infantil y los cuentos (a quien le interese, este artículo está bastante bien). Y lo que quería que quedara como “perla” de la sesión, eran dos ideas principales:

1. Que al niño hay que darle historias… las que sean, pero fomentar su pasión por la narración oral, por el poder de la palabra
2. Que dedicar un rato de nuestro tiempo en exclusiva a eso es darle la importancia que se merece tanto a la narración de historias como a nuestro hijo

Así es que con Darío empecé muy, muy pronto a contarle historias. Y muy pronto quiere decir con meses, ocho o nueve meses. Pero no le leía cuentos. Eso quedó para más adelante, cuando aprendió a manejar los libros como objeto, le atraían las imágenes y yo pensaba que era aburrido para él contar el “cuento del día”. Y es que eso es lo que hacía, me sentaba a su lado en la cuna (a veces también en el coche) y le contaba todas las cosas que habíamos hecho ese día, y cuando terminaba le contaba lo que íbamos a hacer al día siguiente. Por supuesto todo adornado, y emocionada de cualquier cosa como : “y vamos a ir a poner gasolina al coche a un sitio especial que se llama gasolinera donde viven unos señores con un traje azul…” En fin, si tenéis niños os haréis una idea. Después vinieron las historias de otros, las de los libros o las historias populares.

Y ayer, como decía al principio, me dí cuenta de que había abandonado la antigua receta y aún era una receta deliciosa. Darío no suele contar muchas cosas de lo que hace cuando no está con nosotros. Ayer fue el primer día de cole y no conseguía que me dijera nada de nada. Cuando nos acostamos le conté lo que había hecho durante el día. Todo, desde que me levanté hasta ese momento. Y fue mágico. Cuando terminé de hablar, él empezó a contarme todo lo que había hecho, desde que se levantó…

Os lo recomiendo. Tal vez no funcione para siempre, pero estoy segura que el dedicar un rato a charlar o contar o lo que apetezca, quedará como un poso para el futuro.

Bueno, con la peque es diferente. Desde que la cambiamos a la habitación de los niños, ha escuchado las historias. Y no os lo vais a creer pero mientras le contaba el último cuento a Darío, me pareció que se asomaba para ver los dibujos…

Nota: No suelo contestar a los comentarios, me disculparéis, pero normalmente tengo tan poco tiempo que si no contesto al momento luego no tengo más tiempo de volver a leerlos… Pero muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Read Full Post »

Errores

Hace mucho tiempo que no comento nada de mis proyectos de teje-teje, y es que estoy en una mala racha. Tengo dos proyectos en marcha:

1) Rebeca para mi niña, en lana con botoné de seda. Lía me regaló hace ya mucho tiempo dos madejas. Como no tenía ganas de empezar un gran proyecto, decidí que como aperitivo, sería ideal para hacer una chaquetita para la peque. ¡Error! Este proyecto se ha convertido en una auténtica pesadilla que sólo mi cabezonería mantiene con vida. Primero tuve que deshacer el principio hasta ¡tres veces, tres! porque el calado se me resistía y me equivocaba cada tres vueltas. Peor aún… cuando por fin le cojo el truco… ¿cómo se hace para menguar en las sisas cuando te coinciden los puntos finales con “hebra”? Vale, lo he probado de varias maneras pero todas dejan el calado “cojo”. Ahora, ¡esto lo acabo yo aunque tenga que hacerla para dos años en lugar de para uno!

2) Rebeca para mi niño. Un placer tejer con agujas del 6. Terminada la espalda y las mangas, me pongo y monto los dos costados delanteros. Y cuando empiezo a hacer las sisas me doy cuenta de que yo (¡qué lista!) he hecho los dos laterales iguales. ¡Vergüenza de tejedora novata!

Una de dos, o me lo tomo con alegría y paciencia o me dedico a las bufandas en exclusiva…

Fotos cuando haya algo presentable

Lo puedes encontrar en punto

Read Full Post »