Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16 noviembre 2006

Tarta de queso estilo NY

Tarta de queso

La hice siguiendo esta receta.

Se ve en la imagen que no tiene la misma pinta, pero estaba sencillamente deliciosa.

No tiene ningún secreto la verdad.

Me voy a pegar la receta por si acaso cae la página y me apetece hacerla justo cuando no sé cómo.

Para la base 1/2 paquete de galletas digestive 3 cucharadas de mantequilla derretida 1 cucharada de azucar

Para la tarta
250 gr de Philadelphia
2 yogures griegos
250 gr de mascarpone
3 huevos
150 grs de azucar
3 cucharadas de harina
1 cucharadita de extracto de vainilla o azúcar avainillado.
1 pizca de sal
2 cucharadas de mantequilla

Procedimiento
Precalentar el horno a 200 grados. Engrasar un molde de los desmontables. Reducir las galletas a migas, y poner en un bol. Añadir las tres cucharadas de mantequilla derretida y el azucar y amasar hasta que parezca arena mojada (Literal: es como arena mojada!). Presionar esta pasta en el fondo del molde dejando que quede uniforme. Hornear durante unos 15 minutos sin que se queme. Sacar y reservar.

En un robot o en un bol y con una batidora, batir el Philadelphia, el mascarpone y los yogures. Añadir un huevo y batir bien. Añadir otro más y volver a batir. Hacer lo mismo con los huevos restantes. Añadir el azucar, la harina, dos cucharadas de mantequilla y el extracto (Yo uso un sobre de azúcar avainillado alemán, aquí se puede usar un par de toques de azúcar avainillado de pote). Batir muy bien hasta conseguir una crema fina. Verter esta crema en el molde con el fondo de galleta, y hornear, unos 45-60 minutos. La tarta está hecha cuando al pinchar en el centro con una aguja, salga limpia.
Dejar enfriar, refrigerar y servir.

Se puede hacer la cobertura de fresones en su temporada y –cuidado- la cobertura de los fresones no es mermelada. Es una gelatina roja que espesa muy rápidamente, los alemanes la llaman Tortenguss.

Anuncios

Read Full Post »

Magdalenas de calabaza

Iba a escribir aquí mi receta de las magdalenas de calabaza. Pero he pensado que todavía tengo que retocar mucho más el blog antes de hacerlo público.

Además tengo mi otro cuarto propio. Así es que allí la he posteado y aquí le enlazo.

Aunque me vuelva loca con tanto blog, tampoco voy a caer en la repetición de posts. Eso ya es demasiado, ¿no?

Por cierto, ¿se nota que no está la jefa esta mañana?

Read Full Post »

Libros

Estoy probando estas páginas, así es que seguramente con el tiempo sólo me quede con una (si es que me quedo con alguna)

Me parecen unas ideas espléndidas e incluso me dejan un poco cojo el objeto primero del blog. Claro que siempre puedo variarlo y añadir, además de mis libros otras cosas. Que en realidad es lo que quiero hacer.

Shelfari. Versión Beta. Inglés. Creas tu cuenta y a partir de ahí seleccionas los libros que quieres tener en tu estantería. Una vez seleccionados los puedes añadir a listas (leídos, deseados, recomendados); puedes recomendarlo a alguien; y más cosas que no he investigado. También puedes navegar por las estanterías, añadir amigos… El enlace es a mi estantería.

LibraryThing. Versión Beta. Inglés. Entras con tu usuario y una contraseña, sin tener que suscribirte ni nada. Esta parece más profesional, te permite catalogar completamente los libros y luego tiene una parte de tagging, compartir con otros usuarios, comentar. Te dice cuántos usuarios tienen el mismo libro que ha seleccionado.

Estoy dando de alta los mismos libros para comparar las dos y he observado que tiran de las mismas bases de datos a la fuerza porque me aparecen las mismas entradas por título.

Read Full Post »

#3

Ayer terminé La interrupción de todo de Terry McMillan
(Y esta maldita página no me ha guardado todo lo que he escrito acerca del libro)

Contaba (y sucede que me suena lo que dije y me siento repitiéndome) que me gustó mucho el principio del libro. Que entendía perfectamente los malestares de la protagonista, aunque no me encuentre en absoluto en esa etapa de la vida. Que me encantaba que fuera una crafty girl, y cómo solucionaba o encaraba los cambios por los que pasaba.

Todo eso contaba y también que me pareció que resolvía rápido el final, que no estaba como muy a la altura del inicio. Claro que comentándolo con Lía, resultó que ella pensaba justo al contrario. Para gustos, colores.

Me pasa con esta mujer que me desconcierta un tanto el lenguaje de sus protagonistas. Que siendo clase media/alta, me resultan un tanto chavacanas. No sé, quizá sea cosa de la traducción o quizá sea cosa de mi desconocimiento del medio.

En definitiva, recomendado si os gustan las historias cotidianas, de mujeres que toman las riendas de su vida. Y si os gusta esta autora, porque es su estilo de principio a fin. Pero mejor de los de sacar de la biblioteca (o que te los preste una amiga)

Read Full Post »

Noviembre, calabazas y desayunos

Ya son dos los años que llevamos tratando de que crezcan las calabazas en nuestro peque-huerto. Dos años en que plantamos y vamos viendo cómo crecen preciosas las plantas. Todo bien. Las flores aparecen, tímidas, de una en una (¡me encantan las flores de calabaza!) Pero no pasamos de ahí: todas las flores abortan y nos quedamos sin calabazas.
Y justo dos años hace en que la celebración de Halloween se nos ha presentado como más cercana: ya no es tanto del otro lado del Atlántico, o una cosa de las películas. Ahora tenemos celebración en el colegio, noche de “Truco o trato” en el vecindario, y, lo que más me gusta… todas esas blogueras mostrando en sus blogs lo que hacen con calabazas, cómo decoran sus casas y jardines, las manualidades y recetas para hacer con niños en esas fechas… inundación de calabazas en toda regla. Imposible resistirse.
Yo soy más de la “Castañada”, para qué engañarnos. Pero, ¿qué hacer cuando el tiempo no acompaña? Incluso en la guardería han retrasado la celebración de octubre a finales de noviembre. ¿Para qué ir a buscar hojas para celebrar el otoño si justo ahora están empezando a caer?
Cuestiones climáticas aparte, y como me repito mucho y ya sé que para qué quejarme si elegí yo mismita vivir en el sureste español… para celebrar mi enamoramiento calabacero, me he decidido a participar en el HEMC #5, que es una iniciativa que me parece genial, con estas magdalenas de calabaza.
Y aquí os dejo la receta. Os las recomiendo, porque además de estar buenísimas, son facílisimas de hacer.

Ingredientes para unas 15:

225 gr de harina
225 gr de calabaza hervida
120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
150 gr de azúcar moreno
4 cucharadas de miel de caña
1 huevo
¼ cucharadita de sal
1 cucharadita de bicarbonato
1 ½ cucharaditas de canela molida
½ cucharadita de nuez moscada
30 gr de pasa de Corinto

Batir la mantequilla con el azúcar y la miel hasta obtener una crema ligera y esponjosa
Añadir el huevo batido y la calabaza. Mezclar bien.
Tamizar la harina, la sal, el bicarbonato, la canela y la nuez moscada y mezclar hasta amalgamar. Incorporar las pasas.
Precalentar el horno a 200ºC. Llenar los moldes hasta unas ¾ partes de su capacidad.
Cocer unos 12-15 minutos, hasta que ofrezcan una ligera resistencia al tocarlas.

Una nota para las que tengáis niños pequeños. Hasta ahora no me había decidido con el tema de preparar en casa repostería de ningún tipo. No se me da la cocina mucho, la verdad. Pero pensando en que Darío tiene que llevar todos los días desayuno al cole, me di cuenta que no me gustaba la idea de enviarlo con repostería industrial. Así es que ahora le preparo todos los domingos un tipo diferente de magdalenas (unas más exitosas que otras). Y le envío un par junto a un lácteo para beber y un puñaico de frutos secos.
Me parece que es un desayuno bastante equilibrado. Y, a lo que iba, ¡es facilísimo hacer magdalenas! Nunca lo hubiera dicho.
¡Que os aproveche!

Read Full Post »

#2

Pues no lo iba a incluir, pero qué ¡caray! Lo he leído, incluso me ha gustado, así es que queda.

Un secreto a voces de Nora Roberts. La autora escribe novelas catalogadas dentro del género romántico. Y lo son. Sin embargo, dentro del género es lo mejorcito que he leído. Ya había leído otro libro de la autora y ahora puedo decir que tiene estilo escribiendo. No es excesivamente plasta ni babosa, tiene tramas con suspense y asesinos no identificados desde el primer momento; y eso, en libros en que ya sabes que pase lo que pase él y ella acabarán juntos y felices, pues es un punto a su favor. Hay algunas similitudes entre esta historia el anterior libro que leí (no recuerdo el nombre). Quizá me lance a por el tercero y así veo si es que la señora sólo hace versiones de las mismas historias. Aunque con la cantidad de libros que tiene escritos y publicados, no creo que le de para tanto. Los personajes son un pelín “planos”, hay regodeo en la desgracia (ya se sabe que sólo una buena chica que sigue siéndolo aún después de pasar por experiencias horribles, merece alcanzar la “gran meta”)
Ironías aparte, me ha entretenido lo justo, en esos cuartos de hora sueltos antes de dormir o de que se duerman mis niños.
Y no pongo foto porque las que he visto se ven fatal.

Por cierto, al hilo del tema fotos… últimamente, navegando, me he dado cuenta de qué soserío un blog sin fotos. Tendré que planteármelo más seriamente.

Read Full Post »

Me reto #1

El día 3 de noviembre empiezo el nuevo reto del año. Porque total un año va de un día la mismo del año siguiente, y estoy cansada de hacer coincidir mis inicios con el 1 de enero. Porque así se me ha ocurrido, vamos.
Creo que no es un reto muy complicado… leer 50 libros en un año. Vamos, es más la excusa para ir recogiendo los libros que leo en alguna parte y bajo un título común.

Ayer terminé Manual de caza y pesca para chicas, de Melissa Bank.
Por encima: la protagonista va contándonos su vida a través de diferentes etapas reflejadas en distintas relaciones de pareja. La mayor parte relaciones que ella mantiene (o sufre) con sus diferentes parejas, pero también relaciones de personas cercanas: su hermano, su vecino, e incluso sus padres.
Tiene un comienzo espectacular. Ella de niña tratando a la primera novia que su hermano lleva a casa, una niña sabidilla, irónica y muy divertida. Luego baja un poco el tono jocoso y tiene un par de capítulos algo menos entretenidos. Pasa por algunos momentos difíciles (tratados por la autora con una elegancia y un estilo exquisitos) y acaba en una apoteósica “caída en los libros de autoayuda” con vuelo final hacia la cordura, también muy divertidos.
El lenguaje tiene tintes diferentes según el  momento en la vida de la protagonista. Así, por poner un ejemplo, todo se narra como pasando por encima, sin hacer mella ni reflejar mucho sentimiento durante el capítulo de su relación con “don cretino” (es fácil imaginar cómo puede ser el tipo… sí, así, justo así) incluso aunque le sucedan cosas importantes en su vida.
Es una buena historia. Yo reí y lloré. Y aunque está en el intervalo de edad, posición y temática del estilo Bridget Jones, es mucho más: mejor escrita y mejor historia.

Nota: Estar atenta a las nuevas novelas de la Bank

Read Full Post »