Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14 enero 2008

Stardust

stardust.jpgNeil Gaiman. Traducción de Ernest Riera.

Barcelona: Roca Editorial, 2007

(Imagen del cómic. La portada del libro es el póster de la película. Que hay que tener mal gusto para hacerte ponerle cara a los personajes antes de empezar…)

Antes de comentar esta novela, una aclaración. Me gusta mucho Neil Gaiman. Todo lo que he leído de él me ha gustado. Lo descubrí gracias a mi descubridor habitual de cómics, mi hermano Manolo. Después llegó “Coraline” que reseñé aquí. Y ahora Stardust.

Llevada por mi tradicional promesa de no ver una película basada en un libro sin haber leído este antes (para fomentar mi cabreo ante las adaptaciones y reafirmar mi máxima de “Cualquier libro es mejor que su adaptación cinematográfica”), cogí Stardust de la biblioteca este sábado. Y lo he acabado en dos días. Y eso que ni siquiera estaba en la lista que tan concienzudamente había elaborado hace tan solo un par de posts.

Estamos ante un cuento, un típico cuento de hadas, para todas las edades. La historia empieza en Muro (Wall), un localidad de Inglaterra limítrofe con el país de las hadas (Faerie) Allí el joven Tristan, enamorado como sólo un adolescente puede estarlo, promete a su amada que le traerá la estrella fugaz que acaban de ver caer si a cambio ella le promete darle lo que le pida. Como la moza acepta, el valiente Tristan se lanza a la aventura. Y ahí empieza su viaje iniciático que le llevará a descubrir de dónde viene, a entender porqué no encaja muy bien en su pueblo y nos presentará un montón de personajes, algunos que se hacen con la narración en determinados puntos de la obra.

El libro daría para más, seguro. Me refiero a que el gran Gaiman podría haber optado por hacer una trilogía en lugar de meterlo todo en un sólo libro, con lo que pierde en detalles y lo “en el aire” que se dejan algunas explicaciones. Pero sería otra trilogía más. Sería, casi diría, un producto más mercantil.

Lo recomiendo para todos los que disfrutan con las novelas de aventuras. Otra advertencia: no es Señor de los anillos. Vamos que, aunque hay seres extraordinarios y sagas y todo eso, no entraréis en un mundo paralelo, no tendréis que aprenderos todos los nombres, características y demás de montones de razas, con lo que ahorraréis en quebraderos de cabeza.

Una lectura “del tirón” con una buena dosis de imaginación, un poco de humor, un poco de amor, algo de filosofía y un lenguaje ágil y correcto.

Por cierto, antes de la novela, Stardust fue un cómic. Creo que no lo incluiré entre mis pendientes porque no creo que aporte más al tema.

Anuncios

Read Full Post »

La ladrona de libros

La ladrona de librosMarkus Zusak. Traducción de Laura Martín de Dios.

Barcelona: Lumen, 2007.

Que un libro ambientado en época de guerra tiene siempre una tristeza implícita, no extrañará a nadie. Que transcurriendo en la Alemania nazi narre miserias y muertes, tampoco (he ahí uno de los motivos por los que trato de evitar estos temas). Pero el autor utiliza un recurso apropiado: la narradora de la historia es una “humanizada” Muerte. Ella, que se encuentra tres veces cara a cara con la protagonista, Liesel Meminger, la ladrona de libros; la misma que encuentra en una calle el libro en que Liesel escribe los acontecimientos en que se ha visto envuelta en los años del nazismo y la guerra; y quien, tocada por un halo de amor hacia la niña, decide narrar su historia.

Más o menos el argumento básico sin adelantar acontecimientos es el siguiente: a una pequeña ciudad cercana a Munich llega una niña de unos 9 o 10 años a quien su madre deja al cargo de una familia de adopción. Allí pasará los años de consolidación del nazismo y de la guerra. Allí vivirá con su padre, Hans, un pintor de brocha gorda, acordeonista, un personaje entrañable; y con su madre, Rosa, la de las horribles sopas de guisantes, la de los gritos y el gran corazón escondido tras su cuerpo de armario. Allí también conocerá a su mejor amigo desde el primer encuentro, Rudy, que quería ser Jesse Owens, que deseaba un beso de Liesel, el mejor amigo de una niña sola de 10 años. Y allí también aparecerá Max, el judío, al que la palabra de Hans y las palabras de Liesel salvan de una muerte segura. Por supuesto hay muchos más personajes. Y algunas historias más.

Liesel no sabe leer. Hans, su padre, le enseña. Y es delicioso seguir el proceso de descubrimiento y apasionamiento por las letras.

Me enganchó desde el primer momento. La escritura es dulce y apasionada. El texto contiene además un par de “cómics” que realiza Max para Liesel. Todo está muy cuidado. Y así, aunque es triste, todo es triste y deprimente, puedes imaginar una pequeña isla, un árbol de palabras más alto que los demás.

Eso sí, la llantera de ayer no me la quita nadie. Avisadas quedáis.

Read Full Post »

Lecturas de invierno

Sin ánimo de exhaustividad, más por empezar a andar antes de que me coma el camino, incluyo una lista de libros que me propongo leer estos meses de invierno. No sé para cuánto dará, pero ahí va…

Estos libros son los que tengo en estos momentos en casa, algunos míos, otros de la biblioteca y alguno más prestado. Así es que empezaremos por estos, pero es más que probable que alguno quede desplazado si encuentro una lectura “urgente” que son las que me asaltan en mitad de cualquier día y no puedo dejar hasta la última página.

Y, a todo esto, mi bienvenida al 2008 y mis mejores deseos para todas.

Read Full Post »